viernes, 23 de junio de 2017

Detenido el camionero que empotró su camión contra la garita de los vigilantes

Detenido el camionero que empotró su camión contra la garita de IVECO

  • Está acusado de un delito de daños y de otro de tentativa de homicidio


Fuente: miracorredor.tv -  jueves, 22 de junio de 2017  

El camionero español de 41 años que este miércoles empotró su camión contra la garita de seguridad de la fábrica de IVECO, junto a la A-2, ha sido detenido por la Policía y pasará en las próximas horas a disposición judicial, según han informado fuentes de la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Madrid a MiraCorredor.tv.

El hombre, según las mismas fuentes, está acusado de un delito de daños y de otro de tentativa de homicidio, ya que la garita estaba ocupada por los vigilantes de seguridad que tuvieron que salir de ella corriendo cuando vieron que el vehículo iba a impactar contra la instalación.

Según las primeras investigaciones, el camionero, que prestaba servicios externos a la empresa, llevaba varios días esperando para poder entrar y descargar la mercancía que portaba en su camión de gran tonelaje.




El camión empotrado (Bomberos Ayto. Madrid).


En un momento dado, quería entrar en la planta pero los vigilantes de seguridad se lo impidieron al no querer ponerse el chaleco reflectante pertinente ni los zapatos de seguridad. Quería entrar en chanclas, según manifestaron los testigos.

Según testigos de lo ocurrido, el camionero, le dijo a uno de los vigilantes: «Te empotro el camión en la garita», a lo que el vigilante le espetó «No hay huevos».

Tras una larga discusión con los vigilantes, se subió al camión, lo arrancó, aceleró y lo empotró contra la garita, derribando una parte de la misma y quedando parte del vehículo dentro del edificio.

El conductor resultó herido leve y fue trasladado por el SAMUR al Hospital Ramón y Cajal de Madrid para ser tratado de las contusiones que sufría. Una vez recuperado, ha sido detenido.


Afortunadamente, nadie más resultó herido.

Los vigilantes de la Clínica Militar siguen sin cobrar el sueldo de mayo

Los vigilantes de la Clínica Militar siguen sin cobrar el sueldo de mayo
  • La plantilla teme que se cumpla la reputación de “recortes” que precede a Marsegur


Fuente: http://elfarodeceuta.es - J. Oliva | 22/06/2017

Los 11 vigilantes que se ocupan de la seguridad en la Clínica Militar del Ministerio de Defensa aún no han percibido la nómina correspondiente a mayo. La empresa Integral Canaria, adjudicataria del contrato hasta el mes pasado, adeuda esa mensualidad a estas madres y padres de familia y, además, uno de los trabajadores sufre el impago del finiquito por el paso del servicio de esta mercantil a Marsegur. Una situación que se produce a nivel estatal y contra la cual la plantilla está convocando movilizaciones en Madrid.

Marsegur desembarcó en la ciudad autónoma precedida por la reputación de los “recortes” en los salarios, una información que los vigilantes contrastaron con compañeros en la Península, quienes verificaron que la nómina ronda ahora los 800 euros.


La plantilla, primero de Integral Canaria y después de la empresa a la que se refieren como su filial por la participación de socios, entiende que Marsegur debería de hacerse cargo de la deuda contraída con los vigilantes puesto que estos han sido subrogados. Sin embargo, nada tienen confirmado. Defensa, cartera de la cual depende la Clínica Militar, tampoco se han pronunciado sobre si mediará para que los efectivos de seguridad perciban las cantidades adeudadas. Por su parte, la Delegación del Gobierno no ha respondido a la carta que los vigilantes de seguridad le remitieron hace semanas sobre su situación y los retrasos que sufren desde diciembre.

miércoles, 21 de junio de 2017

Noticia: Intervenciones de la Seguridad Privada

TELDE (GRAN CANARIA)
Detenido un menor por robar unos colgantes a punta de cuchillo y amenazar a los vigilantes

Fuente: eldia.es - Las Palmas de Gran Canaria, Europa Press - 21/jun/17

La Policía Nacional ha detenido en Telde (Gran Canaria) a un joven de 16 años, con antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de robo con violencia en un centro comercial, según informa la Jefatura Superior de Policía de Canarias.

Los hechos se desencadenaron tras la llamada al teléfono 091 de los responsables de seguridad de un centro comercial ubicado en Jinámar, comunicando que habían retenido a un individuo tras intentar robar a punta de cuchillo varios colgantes en un establecimiento comercial, valiéndose del mismo para amenazar a una empleada.

Por su parte, el personal de seguridad manifestó a los agentes que acudieron al lugar que un vigilante que se encontraba muy cerca del lugar de los hechos pudo retener al joven y cuando se disponía a trasladarlo hasta las instalaciones de seguridad este empuñó el cuchillo y gritó "tengo ganas de matar a alguien".

Tras varios minutos de actitud amenazante, el menor decidió deponer su actitud y arrojó el cuchillo, que fue recuperado por los vigilantes.


Por todo ello, los agentes procedieron a la detención del menor, que ya cuenta con detenciones anteriores, como presunto autor de un delito de robo con violencia, mientras que los hechos fueron puestos en conocimiento de la Sección de Menores de la Fiscalía Provincial de Las Palmas.

Noticia: Intervenciones de la Seguridad Privada

Robaban en establecimientos comerciales con bolsos preparados para evadir las alarmas

Fuente: pamplonaactual.com -  20 Junio, 2017

La Guardia Civil detiene a tres personas por un delito de hurto en un establecimiento comercial de la Comarca de Pamplona. Gracias a la colaboración de la Seguridad Privada del centro comercial se pudo llevar a cabo la detención y recuperar el material sustraído valorado en 1.646 euros

La Guardia Civil de Navarra ha detenido a tres personas como presuntas autoras de un delito de hurto acaecido en un establecimiento comercial localizado en la Cuenca de Pamplona. Los detenidos son dos mujeres y un hombre de nacionalidad extranjera con edades comprendidas entre los 25 y 36 años.

Ese mismo día en las dependencias de la Guardia Civil se recibió una llamada telefónica, a través del número de atención al ciudadano 062, proveniente del personal de Seguridad Privada de un Centro Comercial cercano a Pamplona, debido a que habían sorprendido a 3 personas realizando continuos desplazamientos con bolsos desde un establecimiento comercial a un vehículo estacionado dentro del recinto comercial.

Una patrulla del Puesto Principal de la Guardia Civil de Pamplona se desplazó hasta el lugar y tras entrevistarse con el personal de Seguridad procedieron a la identificación de las personas y registro del vehículo. Hallando en el interior de éste numerosos perfumes valorados en 1.646 euros, así como dos bolsos forrados de papel aluminio empleados para inutilizar los sistemas de alarma del establecimiento comercial. Por todo ello, se procedió a la detención de las tres personas como presuntas autoras de un delito de hurto.


Los detenidos una vez instruidas las diligencias policiales correspondientes fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente.

martes, 20 de junio de 2017

Condenado un menor que se enfrentó a un vigilante en el Parc Central

TARRAGONA
Condenado un menor que se enfrentó a un vigilante en el Parc Central
  • En concepto de responsabilidad civil, sus padres tendrán que pagar 5.490 euros por las lesiones y 3.000 por las secuelas


Fuente: DiarideTarragona.com – 20/06/2017

Un menor ha sido condenado a tres meses de internamiento en régimen semiabierto –el último de libertad vigilada– como autor de un delito de resistencia a agente de la autoridad. De esta manera, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona rebaja la pena impuesta inicialmente por el Juzgado de Menores, que lo había condenado a nueve meses –siendo los seis primeros en régimen cerrado y los tres últimos en semiabierto– ya que añadía un delito de lesiones. En concepto de responsabilidad civil, sus padres tendrán que pagar 5.490 euros por las lesiones y 3.000 por las secuelas.

El incidente ocurrió a las 21.47 horas del 28 de noviembre de 2015 en las escaleras exteriores del Parc Central de Tarragona. El acusado –que entonces tenía 16 años– fue parado por el vigilante de seguridad por su presunta participación en un robo con violencia el día 19 del mismo mes en otro establecimiento comercial.

El menor se resistió a ser detenido, momento en que al vigilante le quedó en el aire uno de sus pies. Fue empujado por la espalda por terceras personas, lo que provocó que cayera por las escaleras, así como también el menor.


Para la Audiencia, la actuación del vigilante está dentro de sus competencias, «teniendo el mismo obligación de detener al menor y ponerlo a disposición de los cuerpos y fuerzas de seguridad».

viernes, 16 de junio de 2017

Securitas Direct instruyó a sus comerciales para difundir falsos robos y así vender más alarmas

INVESTIGACIÓN
Securitas Direct instruyó a sus comerciales para difundir falsos robos y así vender más alarmas

  • La táctica que explica el jefe de ventas a sus subordinados invita a elegir telefonillos al azar en las urbanizaciones alegando que llegan para instalar alarmas en el edificio "por lo del robo"


  • El instructor de los vendedores asegura que cuando el rumor de la inseguridad se ha extendido por el bloque sus inquilinos son más propensos a contratar servicios de alarma


  • Varios ayuntamientos se han dirigido a la compañía para que deje de sembrar rumores falsos sobre oleadas de robos y la Policía Municipal de Getxo llegó a sacar un comunicado para desmentirlo


Fuente: eldiario.es - José Precedo / Marcos Pinheiro - 15/06/2017

Cargos intermedios de Securitas Direct instruyeron a sus comerciales para inventarse robos en edificios y hacer cundir la sensación de desamparo en comunidades de vecinos y urbanizaciones. El sistema, muy rudimentario, lo detalló el gerente de Alcorcón protagonista de dos vídeos grabados por trabajadores descontentos con sus métodos, a los que ha tenido acceso eldiario.es.

J. P. es un jefe de equipo que, cuando se denunciaron internamente sus técnicas para infundir miedo a la clientela, fue suspendido con un mes de empleo y sueldo por la compañía. Hoy sigue en el mismo puesto en otra oficina de Madrid. Ese jefe de equipo pidió copiar el método de otro grupo de vendedores en Ciempozuelos para realizar sus batidas.

Todo está en un vídeo grabado hace tres años y que ahora ha visto la luz: "A mí hay una cosa que me flipó. Es que me flipó. Una batida en Ciempozuelos. Va el martes por la tarde el jefe de equipo, con otro, con un par de huevos, con el maletín. Y piiiiii [llamada al telefonillo], 'buenas, venimos a instalar por lo del robo, ah no, perdone que me he equivocado'. Piiii, 'buenas que venimos a instalar por lo del robo, ah no, que es otra call'. Y al día siguiente en la batida triunfan, de verdad, porque todo el mundo está diciendo, 'qué polla está pasando en la urbanización que están robando, joder, que vienen aquí los técnicos a instalar? ¿Qué coño está pasando?'. Son cosas que podemos hacer, preparar bien las batidas. ¿Hay huevos a ir ahí? Yo me ofrezco a ir el martes. ¿El domingo qué hacéis? ¿Ir al puto Ikea con la puta señora a gastarse los cuartos que acaba de cobrar? A tomar por culo, atarla a una silla y venir a currar que se va a gastar todo."




Las prácticas comerciales en Pozuelo y Alcorcón también tuvieron lugar en otras zonas, algunas muy alejadas de Madrid y que dependen de divisiones territoriales diferentes. Al menos tres ayuntamientos han presentado quejas formales ante Securitas Direct después de comprobar que sus equipos de ventas se dedicaban a alarmar a esas poblaciones con avisos de supuestas oleadas de robos que no existían.

La Policía Municipal de Getxo en Bizkaia tuvo que sacar el 29 de enero de 2016  un comunicado para desmentir las informaciones que personal de la compañía había ido propagando por la población en nombre del propio Gobierno municipal. "El Consistorio desmiente que haya difundido entre la ciudadanía tal nota, que supuestamente alerta sobre el incremento de robos en los domicilios durante el fin de semana, como, al parecer, asegura una persona que visita los hogares de las y los getxotarras en nombre de una conocida empresa de seguridad con la intención de vender sistemas de alarma. La Policía Local no tiene constancia de que se hayan producido robos durante el fin de semana en el municipio", subrayó la nota pública.

R., uno de los exempleados que ha relatado su experiencia en la empresa a eldiario.es, sostiene que las órdenes de fabular sobre robos con familias dentro del domicilio eran habituales y venían de arriba. "Te quedabas con el nombre de dos calles más abajo y contabas que habían robado allí y que por eso estabas allí para ofrecerle un servicio de seguridad. Ese mensaje te facilitaba las ventas en algún caso pero también hemos pasado miedo. Algunos clientes te reprochaban que fueses a asustarlo a su propia casa".

M., otro vendedor-instalador que pasó el último año en una delegación de Madrid, refrenda esa tesis y subraya que en algunas visitas "se viven graves situaciones de tensión".

Pese a ello las instrucciones a los recién llegados al centro de Alcorcón eran claras: alertar de robos que se producen con mujeres y niños en el interior de la vivienda, como se evidencia en este vídeo. 



Las estrategias de venta de la compañía para generar la necesidad  de una alarma también recurren a estadísticas propias que alertan de la delincuencia por zonas y que no guardan ninguna relación con la estadística oficial del Ministerio del Interior. Así lo ha comprobado eldiario.es en una serie de llamadas a los comerciales que se encargan de la venta telefónica.

En una de las charlas grabadas con el departamento comercial, una vendedora comunica a una cliente potencial en Madrid que la empresa está haciendo "seguimientos ante el aumento de intentos de intrusión" y que en su código postal "en las últimas dos semanas el incremento es de un 15%".



La cifra no coincide con ninguna estadística oficial, puesto que los registros del Ministerio del Interior, que computan 300 robos con fuerza al día en todo el país, se actualizan cada trimestre y no descienden al detalle por códigos postales.

La estrategia comercial de la compañía tampoco guarda relación con las preocupaciones de los españoles. El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas apunta que la inseguridad sólo es uno de sus tres principales problemas para el 3,7% de los ciudadanos. 

Además, en la página web de Securitas Direct funcionaba hasta el miércoles, cuando dejó de hacerlo después de que eldiario.es publicase la primera información sobre Securitas Direct,   un buscador por códigos postales en el que uno podía ir consultando los robos de su zona desde 2012.

En letra muy pequeña la empresa aclaraba que esos datos parten de unas tablas que se realizan precisamente con los avisos que recibe la central cada vez que salta una alarma. En las llamadas de comprobación hechas por esta redacción ningún teleoperador aclaró ese detalle: que la estadística no ofrece datos sobre una muestra general sino sobre el propio mapa de alarmas que la compañía tiene instaladas. La información carece de todo rigor científico.

En una respuesta por escrito remitida anoche, la compañía explica: "Con el fin de ayudar a incrementar los niveles de seguridad entre la población, nuestro personal emplea información interna y documentos públicos de la Administración. El objetivo es explicar a nuestros clientes el nivel real de amenaza para mejorar su seguridad. No empleamos ni respaldamos el uso de ningún otro tipo de dato por parte de nuestros empleados, y estamos permanentemente vigilantes con el objetivo de cortar de raíz cualquier actitud contraria a nuestro código de conducta".

N., una trabajadora que tiene en su currículum ocho años en distintos departamentos de Securitas Direct, subraya que toda la política de ventas pivotaba sobre el miedo de sus clientes y detalla cómo entre sus funciones estaba "mandar recortes de prensa a los agentes comerciales con las zonas donde se producen delitos para intensificar allí las campañas de captación".

"No hacía ninguna falta", asegura M., un vendedor-instalador, quien recuerda que durante sus tres trimestres en la compañía "la orden del gerente donde no había robos era inventárselos, igual que las ocupaciones de pisos y todo para incrementar la facturación porque la presión para vender era brutal".

Corrobora la tesis de los robos inventados el testimonio de Pedro, un vecino de A Coruña, de la Plaza de Vigo, que recibió en casa de su suegra la visita de un comercial de Securitas las pasadas Navidades: "Apareció en la puerta un chaval joven, es un edificio donde vive gente de 70, 80 años. Se presenta como comercial de Securitas Direct y cuando le digo que no me interesa, me cuenta que en el edificio de al lado, el del Antiguo [un bar que hay en la zona] entraron a robar en no sé cuántos pisos. Me llamó la atención que esa sea la forma de entrar".

El edificio de El Antiguo, ubicado en el número 13 de la calle Emilia Pardo Bazán, tiene cuatro alturas y un piso en cada una. Sus inquilinos negaron a eldiario.es que en Navidades hubiese robos en el edificio. Tampoco los dueños del bar tienen ninguna noticia del supuesto aumento de delincuencia en el bloque.


Esta redacción recibió el miércoles decenas de testimonios similares tras publicar la primera información sobre Securitas Direct. La empresa, que ha eludido responder a la mayoría de preguntas planteadas por esta redacción, alega en su comunicado remitido el miércoles por la noche que se trata de prácticas puntuales que "rechaza frontalmente", y que han sido sancionados en el caso del protagonista de los vídeos con un mes de suspensión de empleo y sueldo y que las prácticas reveladas por eldiario.es "no responden a ninguna directriz de la compañía".

jueves, 15 de junio de 2017

El adiestramiento de Securitas Direct a sus comerciales para generar pánico

















INVESTIGACIÓN
"O ponen la alarma o no duermen": el adiestramiento de Securitas Direct a sus comerciales para generar pánico


  • eldiario.es accede a vídeos de instrucción a los vendedores que piden meter miedo a los clientes: "Si un rumano entra en casa y pega a tu hijo, que acaba entubado en un hospital, tu vida se va a la mierda"

  • Extrabajadores de la empresa que trabajaron en la venta puerta a puerta aseguran que "la estrategia y las órdenes que llegan desde arriba es infundir miedo" a los potenciales clientes

  • La empresa explica en un comunicado que se trata de un hecho puntual "de hace casi cuatro años que concluyó con una importante sanción"


Fuente: eldiario.es - José Precedo -  14/06/2017

"¡O ponen la alarma o no duermen, o ponen la alarma o no duermen, o ponen la alarma o no duermen!", grita J. P., mientras va golpeando con una porra cada mesa de la oficina de Securitas Direct en Alcorcón.



El grupo de comerciales a su cargo asiste atento a la sesión de motivación antes de salir al mercado a vender alarmas puerta a puerta. Es una más de las charlas que tienen lugar cada mañana sobre las nueve en las distintas sedes de la compañía.

J. P., el gerente del equipo de ventas, sigue con su cantinela: "Esto va a ser aquí un himno, o ponen la alarma o no duermen, o ponen la alarma o no duermen". Casi nadie en la sala le sigue el estribillo. Uno de los vendedores, que está decidido a abandonar la empresa cansado de la presión por vender y el estrés al que está sometido el personal, graba a escondidas la escena con su teléfono móvil.

"¿Nosotros por qué vendemos alarmas? ¿Por pánico, no?". El responsable de equipo de Securitas Direct continúa con su perorata y ahora recurre a un relato dramático, un supuesto caso que puede ayudar a mejorar las ventas si se cuenta a la familia adecuada: "Yo ahora mismo estoy aquí, me llaman al puto teléfono y me dicen que mi mujer está en un puto hospital, entubada porque ha entrado, no sé, un rumano, y le ha metido cuatro hostias… y toda mi puta mi vida se va a la mierda, todo mi puto proyecto, todo mi puto trabajo… ¿es verdad o es mentira? Es la puta verdad, toda mi puta vida, toda la motivación, todo a la puta mierda. [...] Y eso se lo tenemos que demostrar a la gente, tenemos que ir a su puta casa y decir: 'mire, usted está de puta madre hoy, pero si viene alguien por la noche, se va a la habitación del niño y le da una hostia, eh, toda su puta vida, ahí estará el padre en la cama de un hospital entubado, viendo a ver si el hijo respira'".

La charla es una mezcla de consignas de profesor de coaching y el tono autoritario de un cabo chusquero en la mili de los 80. El líder comercial se permite incluso una serie de improperios machistas antes de dejar claro cuáles son los mandamientos allí.  Básicamente: vender, vender y vender.

El episodio recogido en el vídeo, al que ha tenido acceso eldiario.es, se produjo hace tres años pero no había trascendido. Entonces, generó un gran revuelo en los despachos de la compañía líder en el sector –con más de 900.000 clientes y una facturación anual que ronda los 400 millones de euros solo en España, mil millones, si contamos las exportaciones– que es propiedad del fondo de inversión norteamericano Hellman & Friedman.

Las polémicas imágenes nunca vieron la luz, pese a que fueron parte de una denuncia en un juzgado de Pozuelo de Alarcón, donde tiene la sede la sociedad. La dirección de Securitas Direct optó por tapar el caso y llegó a un acuerdo extrajudicial con el denunciante, que alegaba daños morales por los métodos de algunos cargos intermedios. El extrabajador tuvo que firmar una cláusula de confidencialidad, según admite la propia empresa, y no ha querido atender a eldiario.es.

El gerente protagonista del vídeo fue sancionado con un mes de suspensión de empleo y sueldo. Hoy sigue en el mismo puesto en otra delegación de Madrid. Desde entonces a los empleados se les prohíbe introducir el móvil en esas reuniones. Seis fuentes distintas que trabajan o han trabajado en la empresa sostienen que la filosofía del miedo sigue vigente e impregna toda la empresa desde los cuadros directivos hasta la base.

Securitas muestra su "rechazo frontal" a esas prácticas

La empresa ha respondido con un comunicado a las preguntas de eldiario.es. "Rechaza frontalmente las prácticas que se muestran en ese vídeo, grabado hace casi cuatro años" y descarta que las instrucciones de su gerente en Alcorcón "respondan a ninguna directriz de la compañía".

Securitas Direct sostiene que, en cuanto tuvo conocimiento de los hechos, abrió "una investigación interna que concluyó con una importante sanción al empleado [suspensión de un mes de empleo y sueldo] acorde con lo que establece el Estatuto de los Trabajadores". La compañía alega que "dispone de recursos y medios para hacer cumplir el código ético y perseguir las actuaciones que contravienen estas normas". "Expresamos nuestro rechazo absoluto a las prácticas comerciales ilegítimas y reiteramos nuestro compromiso por erradicarlas", señala la nota de la empresa que manifiesta su "preocupación por que la publicación de un evento aislado empañe el excelente trabajo que desempeña el conjunto de sus 5.000 empleados".

El recurso al pánico no solo ha formado parte de las sesiones de motivación de los comerciales. Está también en las campañas de radio y televisión desde hace más de un lustro. Autocontrol, la asociación para autorregular la publicidad, ya reprendió a la compañía en 2012 por un microespacio que utilizaba como reclamo al meteorólogo Mario Picazo.

En la locución Picazo decía: “Esta es la casa de los López, cuando estaban de vacaciones, les robaron todo.  Y ésta la de los García, ellos no tuvieron tanta suerte. Cuando robaron estaban dentro [...] Solo con un llamada puedes evitarlo”.

Un particular presentó una reclamación alegando que el anuncio vulneraba el código de conducta publicitaria al hacer una "explotación indebida del miedo". Autocontrol exigió la retirada del espacio y pidió a Securitas Direct que abandonase la emisión de spots que vulneren el código deontológico del sector.

Cinco años después, las últimas campañas en televisiones y radios de Securitas mantienen ese reclamo. Uno de los últimos spots que se puede ver en Internet calca el argumentario del exgerente de Alcorcón. En blanco y negro la voz en off avisa: "Sabemos qué se siente cuando un ruido te despierta en mitad de la noche". Según la narración del locutor, el sistema de alertas de Securitas funciona igual que nuestro cerebro y avisa "en segundos a la central para que puedas dormir tranquilo".

Quienes han convivido con ese ambiente sostienen que la cultura del miedo está tan presente en el día a día de la empresa que circula incluso en las comunicaciones informales entre jefes y empleados. Por distintos departamentos de Securitas se movió un correo electrónico remitido por un mando intermedio a sus comerciales en el que les animaba a seguir infundiendo pánico para aumentar la facturación.

La imagen recrea el cuerpo de una mujer supuestamente violada junto al texto "Haz un marzo de miedo, si no haces que ocurran cosas, entonces las cosas te ocurrirán a ti". El texto del correo con una tipografía gigantesca que ocupa medio folio acaba: "Hoy tiene que ser un jueves de mucho miedo".


































Captura del correo de Securitas Direct.

R. tiene 37 años, se ha pasado los últimos tres vendiendo alarmas en la compañía hasta que decidió salir el pasado invierno, y no se extraña de nada de lo que se ve en el vídeo y las cadenas de correos. Hoy está en paro. Sostiene que las tácticas del miedo caen desde arriba, desde los cuadros directivos hasta el último comercial, pasando por el departamento que planifica los anuncios. Así ha sido siempre, según dice, hasta el día en que salió por la puerta para no volver hace un par de meses: "Es una técnica generalizada en Securitas, hay que meter miedo, meter miedo, meter miedo. Te lo inculcan, si uno escucha las cuñas de radio..., pues lo que nosotros teníamos que hacer con los clientes en las batidas era mucho peor".

Batidas es cómo llaman en el argot profesional a las salidas en grupo del equipo de comerciales para peinar determinadas zonas. Quienes participan en ellas sostienen que las más eficientes se dan en los barrios donde se han producido robos recientemente. El objetivo es dejar instalada la alarma sea como sea y, si es posible, cuentan testigos de primera mano, "cerrar un plan de financiación del que a veces se avisa al cliente... y a veces no".

"Se trata de captar cuotas mensuales, que van de los 32 euros por equipo a los 42 si se incluye la financiación, IVA aparte. El precio del aparato es negociable, hemos llegado a cobrar desde 600 euros a 200 o incluso a regalarlos, porque el verdadero negocio está en atar a los clientes con contratos de permanencia que se extienden durante tres años", sostiene M.

Pasó cerca de un año haciendo visitas y ahora ha cambiado de sector. Media docena de testigos que han accedido a hablar con eldiario.es y que forman o han formado parte de la plantilla de Securitas (ninguno de ellos mantiene pleitos laborales ni se ha ido a la competencia) defienden que para cubrir los objetivos sirve cualquier atajo. Que los gerentes aprietan a los vendedores, y los jefes territoriales a los gerentes y así hasta llegar a la dirección. Dos testigos que siguen en la empresa respaldan este relato con la condición de no ser identificados. Se niegan siquiera a facilitar sus iniciales.

Vuelve a hablar R., exinstalador de la empresa que abandonó el pasado invierno por voluntad propia: "Los jefes tenían un programa informático que geolocalizaba los lugares donde, según ellos, se han registrado robos recientes. Los lugares donde han entrado los ladrones se señalan con una gorra de policía sobre el mapa. Las ocupaciones de pisos también se destacan en el gráfico. En esos edificios la estrategia debía ser todavía más agresiva".

"Securitas tiene acuerdos con bancos y aseguradoras que ofrecen mejores precios que los comerciales que trabajan a puerta fría, así que en la calle había que ir más fuerte", recalca M, a su lado.

Que el fin de aumentar la facturación ha justificado los medios de jefes de equipo y mandos intermedios lo demuestra el vídeo del exgerente de Alcorcón en otro tramo de la arenga a sus comerciales. En esa suerte de entrenamiento para vender, exige a los recién llegados endurecer el discurso para entrar en las casas ya que, según admite, los vecinos están cansados de sus visitas. Con su porra en la mano, J. P.  llama a utilizar "la sugestión".

Y otra vez vuelve el discurso del miedo.


 "Como veis, cualquier cliente os va a aguantar un momentito la conversación. Luego entramos en la sugestión y nos metemos en lo que le preocupa. ¿Y qué les preocupa? El miedo, el puto miedo. Yo no sé quién tiene aquí cojones, como dije el otro día, de decir las barbaridades esas pero que están pasando, que esto es como los putos anuncios de tráfico, que salen las familias todas llenas de sangre por el suelo, pero es que es la puta verdad. 'Sí, sí, han entrado, y se levantó el niño y le dieron una paliza al niño, bueno, bueno, bueno, un desastre, un puto desastre'. Y si ese cliente nos da bola, seguimos, seguimos, seguimos dándole, seguimos dándole. Le gusta, eh, y le gustaría tenerla. ¿Le gusta el equipo? Para explicar el equipo no hay que meterse en la junta […], del detector y su puta madre. Aquí la central da a un botón y usted tiene una persona 24 horas pendiente de usted, 24 horas pendiente de usted… Aquí, le da, ambulancias, bomberos, lo que haga falta. Aquí hay unos detectores que ven lo que está pasando. Un teclado y unas llaves que puede controlar a todo el mundo. Y luego con una cuota, mantenimiento, visitas del técnico, y la transmisión y la policía y le mandamos un vigilante, que somos los únicos que lo hacemos. ¿Qué más le explicamos a un tío? Nada más".