jueves, 21 de septiembre de 2017

Los vigilantes de seguridad del Hospital Militar comenzarán la huelga general el próximo domingo

Los vigilantes de seguridad del Hospital Militar comenzarán la huelga general el próximo domingo

Fuente: ceutatv.com/21-9-2017

Tras meses denunciando irregularidades en los pagos, los trabajadores de la empresa MARSEGUR, encargada de la seguridad en el Hospital Militar, irán a la huelga general, convocada por los sindicatos UGT, CCOO y USO. La huelga durará 48 horas y comenzará el día 25 de septiembre a las 00.00 horas en el hospital.



Los trabajadores encargados de la seguridad privada en el Hospital Militar, tras varios meses denunciando impagos y recortes salariales por parte de MARSEGUR, como ya informamos anteriormente, definitivamente irán a la huelga.

La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT en Ceuta, asegura que ha otorgado los plazos estipulados para que la empresa MARSEGUR cumpliera con lo establecido en el estatuto de trabajadores y el convenio nacional del sector de la seguridad privada.

Desde UGT afirman que, en la actualidad, MARSEGUR sigue aplicando un Convenio irregular de empresa, a pesar de las sentencias al respecto, así como incumpliendo el plazo de abono de nóminas.

Por esto, los sindicatos UGT, CCOO y USO han convocado una huelga general en el Hospital de Militar de Ceuta, que comenzará el próximo 25 de septiembre y durará 48 horas.

Desde UGT, además, hacen un llamamiento a todos los vigilantes de seguridad de Ceuta, para que acudan el día 26 de septiembre, de 12.00 horas a 13.00 horas a una concentración en la puerta de la Iglesia de Nuestra Señora de África.
  

lunes, 18 de septiembre de 2017

El turbio negocio de la seguridad privada en Canarias

El turbio negocio de la seguridad privada en Canarias

Fuente: eldiario.es/canariasahora - Carlos Castañosa - 17/09/2017

Otro más… Conviene no mirar al suelo cuando se nos plantean problemas que, aunque en apariencia no nos atañan directamente, puede afectarnos en segunda o tercera persona como integrantes de una sociedad en la que todos somos engranaje imprescindible para que el motor no se atasque.

Espeluznante el reportaje de una TV local en el que prestaron su testimonio 25 representantes de un colectivo de 2.000 trabajadores canarios, empleados de empresas de seguridad privada, que denunciaron unas aberrantes condiciones laborales, en una situación de precariedad insostenible. Al parecer, habían llegado al límite de su capacidad de sufrimiento, y daban este primer paso en su proceso de rebelión contra los abusos empresariales y el menosprecio de las autoridades políticas que se inhiben, como suele ser habitual, ante cualquier situación que no les suponga un evidente incremento en la previsión de votos.

Tras repasar el programa televisivo, puede llegarse a conclusiones bastante decepcionantes. De un lado, el dato de que entre el 60 y 70% de las contrataciones públicas de seguridad privada para centros, organismos, instituciones, sedes y edificios oficiales, se realizan bajo el criterio economicista de adjudicación a la opción más barata. –Obviamente, si algo es barato por su baja calidad, deja de ser barato–. Y  aquí, la mala calidad viene dada por el medio pelo de la gestión interna de las llamadas “empresas pirata”, cuyo único objetivo es la obtención de beneficios a costa de la explotación laboral de sus empleados. Los intervinientes aclararon que el procedimiento oficial contraviene la Directiva Europea (2014/24), de protección al trabajo digno.

Otro dato aleccionador fue divulgar cómo funciona el perverso modelo empresarial de las “externalizaciones”. Una empresa matriz que domina el mercado, protegida  institucionalmente, y por ende, obteniendo pingües beneficios. Pero existe la reptil posibilidad de incrementar rentabilidad a costa  de la calidad del producto o servicio, y del respeto por el concepto de trabajo digno/salario digno. Consiste en delegar parte de la actividad a empresas de bajo coste, algunas auténticamente marginales, para abaratar gastos. Las víctimas de la operación son los trabajadores, tanto de la matriz como de los menospreciados “mano de obra barata”; pues estos están vinculados a convenios particulares –cuyos comités de empresa suelen estar comprados–, lo que supone mengua del 30% en una nómina que, en varios casos, se tarda tres o cuatro meses en cobrar, si se cobra. Son 700 euros mensuales para un padre o madre de familia, en situación de precariedad extrema, que tienen que acudir a los servicios sociales  y con la limitación de que, por tener una nómina, no se tiene derecho a ciertas ayudas y sus hijos han tenido que empezar el colegio sin libros ni material escolar.

Es por lo que cuando tengo que oír las triunfalistas declaraciones de Fátima Báñez sobre la creación y calidad de los puestos de trabajo que nos han sacado de la crisis, tengo que tomarme un ibuprofeno.

El problema no es solo nuestro, específico de Canarias, pues el caso de El Prat es el paradigma de lo que está pasando en este ámbito específico de la seguridad privada que, por correlación, trasciende a otros sectores empresariales, dirigidos y controlados por una OCEDE que aplica feudalmente la nefasta reforma laboral que, como siga así, a su ínclito presidente puede pasarle lo que a su antecesor Díaz Ferrán, que algo le reventó en las manos y tuvo que vestirse con pijama de rayas. A mí lo que me “revienta” es que con mi dinero, fondos públicos, mis impuestos, se subvencionen organismos nocivos como este; o partidos políticos que, desde el poder y desde la oposición, son y han sido incapaces de proteger los intereses del pueblo y defender sus derechos constitucionales.

Esta generalidad de despotismo institucionalizado es lo que me induce a invitar a no ponernos de perfil ante conflictos que pueden parecernos ajenos, pero no lo son porque nos repercuten a todos. Aquí tenemos, y sufrimos, la maquiavélica gestión de nuestra aerolínea regional, monopolio flagrante, que ejecutó con gran maestría, en connivencia con las autoridades, la “externalización” hacia compañías de low cost. Un negocio redondo… a costa de los usuarios y de sus trabajadores despedidos.


Recomiendo una visita, en MÍRAME TV, vía internet, al programa de Artiles del pasado jueves 14 de Septiembre. Puedo asegurar que la imagen colectiva de las personas reivindicando respeto para su dignidad zaherida, me dejó impactado. La expresividad de aquellos rostros y su legítimo alegato, repleto de razones, me pareció un documento memorable.

La huelga de El Prat, punta del iceberg de la situación de los vigilantes de seguridad privada

La huelga de El Prat, punta del iceberg de la situación de los vigilantes de seguridad privada
  • El conflicto de los vigilantes del aeropuerto barcelonés ha servido para dar visibilidad a las reivindicaciones de un colectivo de 80.000 trabajadores, con sueldos de 1.000 euros, turnos de 12 horas y muchas "empresas piratas", que son las que más contratan las administraciones públicas


Fuente: publico.es – MADRID -  17/09/2017  -  EFE

El conflicto de los vigilantes del aeropuerto de El Prat es "la punta del iceberg" de la realidad de un sector con sueldos de 1.000 euros, turnos de 12 horas y muchas "empresas piratas", y ha servido para dar visibilidad a sus reivindicaciones y encarrilar la búsqueda de una solución global.

Los sindicatos valoran que ese conflicto, "similar a otros", sirva para poner de manifiesto que el sector de la seguridad privada tiene que dignificarse porque estos profesionales prestan servicio junto a las fuerzas y cuerpos de seguridad en lugares sensibles, algo especialmente relevante en un momento de alerta 4 antiterrorista reforzado tras los atentados de Catalunya.

En España hay unos 80.000 vigilantes de seguridad en activo que trabajan tanto en lugares privados como sobre todo en administraciones públicas, en muchos casos en infraestructuras "críticas" como aeropuertos o centrales nucleares, según detallan desde los sindicatos mayoritarios (UGT, CCOO y USO) y desde la Plataforma Social por la Defensa de los Derechos de los Trabajadores de Seguridad Privada, que integra a otros cinco.

Coinciden todos en que es precisamente en las administraciones públicas donde más se contrata a "empresas piratas" que se valen de la reforma laboral de 2012 para descolgarse del convenio colectivo y pagar hasta 300 euros menos al mes a unos profesionales que ya cobran de media, sin antigüedad y complementos, unos 1.000 euros.

"Es como una subasta pura y dura, se da al más barato", resume el secretario del Sector de Seguridad de UGT, Sergio Picallo, que entiende que "hay que cambiar de tendencia y pasar del caos y el descontrol a la coordinación y la profesionalización del sector" y "no permitir que la Administración sea el principal agente de precarización".

Para encauzar este cambio Picallo confía en la labor del recién creado grupo de trabajo que abordará la situación del sector en las infraestructuras públicas, en el que participan cuatro ministerios, la patronal y UGT y CCOO. Confía también en que, paralelamente, avance la bloqueada negociación del convenio colectivo, con una mejor disposición de la patronal. Si no, habrá movilizaciones "generalizadas".

Las reivindicaciones del sector son cíclicas y justo antes del verano se pusieron de manifiesto en la calle con concentraciones el pasado 28 de junio en las principales ciudades en las que participaron miles de vigilantes que exigieron un convenio justo, en contra de la propuesta "regresiva e inadmisible" que había hecho la patronal en la mesa negociadora.

Allí los sindicatos ya advirtieron de la importancia del trabajo de los vigilantes en colaboración con las fuerzas y cuerpos de seguridad, sobre todo en un momento de nivel 4 de alerta antiterrorista en el que cualquier día podría haber un atentado, como finalmente pasó en agosto. Y en julio estalló el conflicto de los trabajadores de Eulen en El Prat, que aún continúa.

Este caso ha hecho aflorar otros, con diferentes avisos de movilizaciones, entre ellos una huelga en la empresa Marsegur, una de las más criticadas, para el 25 y 26 de septiembre convocada por UGT, CCOO y USO.

También una huelga indefinida en todo el sector los días 23 y 24 de septiembre, seguida de paros, por parte de la Plataforma Social para la Defensa de Trabajadores de la Seguridad Privada, que pide una subida salarial del 10 % y compromiso de "no retroceso". Y una "gran concentración" el día 27 en Madrid por parte de dos colectivos minoritarios que quieren huelga en todo el sector.

Los tres sindicatos mayoritarios no apoyan estas dos convocatorias para una huelga genérica porque creen que ahora es momento de negociar, aunque advierten de que si no hay avances en las próximas semanas viviremos "un otoño caliente".

"En la reunión del grupo de trabajo con el Gobierno hubo muy buenas palabras, pero lo vemos con precaución porque queremos propuestas reales, con presupuesto para subir salarios y mejorar derechos", advierte desde Comisiones Obreras Daniel Barragán, que avisa de que mientras ese grupo avanza ellos no van a dejar de movilizarse por un convenio justo.

El secretario general de Seguridad Privada de USO, Basilio Alberto Febles, cuantifica en 20.000 los profesionales que trabajan para empresas con condiciones inferiores a las del convenio colectivo, el 90 % de ellos en administraciones públicas, y urge también a una "dignificación" que este sindicato demanda desde hace años.

Alerta de que, además de las malas condiciones, estas empresas suelen acaban en concurso de acreedores y dejan deudas a la Seguridad Social, como ha pasado con Esabe, con 28 millones, Falcon con 13 o Seguridad Integral Canaria, con 21 millones, según señala.


Aunque parezca que "cada uno va a su aire", tanto los representantes mayoritarios como los de colectivos reducidos como los vigilantes del área de Defensa esperan que "esta vez si se consiga, de una vez por todas, mejorar el sector".

Los vigilantes de Es Pinaret denuncian la ausencia de medios para ofrecer seguridad

Los vigilantes de Es Pinaret denuncian la ausencia de medios para ofrecer seguridad

Fuente: ultimahora.es - G. Picó/J. Bastida | Palma, Mallorca | 18/09/2017

Los vigilantes de Es Pinaret denuncian la ausencia de medios para trabajar tras la concesión del servicio a una nueva empresa, desde el pasado 1 de septiembre. Los guardias de seguridad han recibido únicamente «un pantalón de jardinero y una camiseta para ir a trabajar, que se les envió por correo porque nadie de la nueva empresa se ha puesto en contacto con nosotros ni nos ha querido recibir», manifestó Sebastián Oliver, representante sindical de los trabajadores de seguridad, del Sindicato Independiente, que representa al 90 por ciento de los vigilantes de Es Pinaret y Es Fusteret.


Los vigilantes, no han recidido botas y acuden a trabajar en chanclas. Desde el sindicato indican que la imagen puede parecer cómica pero es «lamentable».


Oliver afirmó que el sindicato tiene a la nueva concesionaria del servicio «en la lista de empresas low cost o, lo que es lo mismo, que paga fuera de convenio». «Han cogido el servicio, nos han entregado un pantalón y una camiseta y nos han enviado a trabajar, no nos han dado ni botas, ni cinturones, ni esposas, que es obligatorio, ni defensas. Los walkies son de juguete y se compran por Amazon, están poniendo en peligro el trabajo del equipo de seguridad porque hay riesgo de que no pueda actuar», agregó el representante sindical, quien precisó que hay una treintena de vigilantes afectados, 23 de ellos en Es Pinaret y seis en Es Fusteret.

Los trabajadores de Ilunion aplazan la huelga en el Aeropuerto de Barcelona

Los trabajadores de Ilunion aplazan la huelga en el Aeropuerto de Barcelona
Fuente: lavanguardia.com  - 14/09/2017 - EL PRAT DE LLOBREGAT (BARCELONA), 14 (EUROPA PRESS)

El comité de empresa de Ilunion Seguridad en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat ha aplazado hasta el 1 de noviembre la huelga en el servicio de inspección de equipajes y en el control de acceso de empleados con el fin de seguir negociando un acuerdo con la empresa sobre el incremento de los pluses salariales.


Fuentes del comité han informado a Europa Press que la huelga prevista a partir del 16 de septiembre se aplaza hasta el 1 de noviembre, una vez que la empresa se ha comprometido a mejorar los pluses actuales.

El comité había convocado huelga para reclamar a la empresa que el plus mensual de los trabajadores del aeropuerto volviera a ser de 264 euros mensuales, una cantidad que se rebajó hace unos años a 153 euros debido a la crisis económica.

Según fuentes sindicales, la empresa se ha comprometido a aumentar hasta los 190 euros el complemento salarial para los empleados más antiguos, mientras que las incorporaciones recientes, que no cobraban plus, tendrán un complemento de 165 euros.


Tras este compromiso, el comité ha aplazado la huelga hasta el 1 de noviembre para tratar de llegar a un acuerdo definitivo con la dirección de Ilunion Seguridad, que tiene a 254 trabajadores en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat en labores de inspección de equipajes, control de acceso de empleados, suministros y acceso de vehículos y vigilancia de terminales e instalaciones aeroportuarias.

viernes, 15 de septiembre de 2017




A LA ATENCION DE LOS TRABAJADORES  Y
TRABAJADORAS DE SEGURIDAD PRIVADA

CONVOCATORIA DE ASAMBLEA



DIA.- 25 DE SEPTIEMBRE DE 2017.
LUGAR.- C/ LOPE DE VEGA ,40.
AUDITORIUM MARCELINO CAMACHO
HORARIO .- DE 11´00 HORAS A 13´00 HORAS.
 DE 18´00 HORAS A 20´00 HORAS.

ORDEN DEL DIA:

1.- SITUACION DE LA NEGOCIACION CONVENIO COLECTIVO.
1.1 .- CALENDARIO DE MOVILIZACIONES
2.- INFORMACION SOBRE LA REUNION CON LA ADMINISTRACIÓN Y LA
PATRONAL CELEBRADA EL DIA 11 DE SEPTIEMBRE DE 2017.
3.- CONVOCATORIA DE HUELGA A NIVEL ESTATAL EN LA EMPRESA
MARSEGUR.
Sin otro particular recibid un cordial saludo. Esperamos máxima difusión por tu parte.

Fdo.- Juan Carlos Testera Cuenca.


Los sindicatos de la empresa de seguridad 'low cost' Marsegur convocan dos días de huelga


Los sindicatos de la empresa de seguridad 'low cost' Marsegur convocan dos días de huelga

Las centrales denuncian que la empresa, que cuenta con decenas de contratos públicos, incumple reiteradamente los derechos de sus trabajadores

El Ministerio de Defensa y el de Interior son algunas de las administraciones que han adjudicado contratos a esta compañía

Marsegur es una de las empresas 'low cost' más señaladas del sector por tirar los precios y pagar salarios que rozan el salario mínimo interprofesional

Fuente: eldiario /15/09/2017

Los sindicatos UGT, CC.OO. y USO han convocado dos días de huelga, para los próximos 25 y 26 de septiembre, en la empresa de seguridad Marsegur por "los múltiples incumplimientos en materia laboral con sus trabajadores". Marsegur es una de las empresas 'low cost' más señaladas del sector por tirar los precios y pagar salarios que rozan el salario mínimo interprofesional. La compañía tiene importantes contratos con la administración pública, como el Ministerio de Defensa o el de Interior o la empresa Correos.


Este jueves la empresa y los sindicatos celebraron un acto de conciliación para tratar el conflicto. Sin embargo, la reunión terminó sin resultados y las centrales han convocado las jornadas de huelga como respuesta a que la compañía no aceptara sus peticiones.


Concretamente, las organizaciones sindicales apuntan que Marsegur se niega a cumplir de forma inmediata lo establecido en el convenio colectivo sectorial de seguridad privada. Por contra, la empresa aplica un convenio propio que rebaja los salarios y las condiciones de trabajo.

Por ello, decidieron convocar paros en todos los servicios de la compañía en España, motivados por los "múltiples incumplimientos" en materia laboral con sus trabajadores, así como por los retrasos en el pago de las nóminas y por el incumplimiento de las obligaciones contractuales asumidas en el servicio de Defensa.

"Queremos convocar a todos los trabajadores de la empresa Masegur a la huelga que ha sido fijada para los días 25 y 26 del presente mes de septiembre en todos los centros públicos o privados que esta empresa tiene en todo el territorio nacional", aseguraron los sindicatos en un comunicado conjunto.

Asimismo, dichas organizaciones convocaron a todos los vigilantes, tanto de esta compañía como de otras, a una concentración el 26 de septiembre en apoyo a los trabajadores que ejercerán su derecho de huelga.

jueves, 14 de septiembre de 2017

Fijan en un 90% los servicios mínimos de la huelga de Ilunion en el aeropuerto de Barcelona Terminal T1 Aeropuerto de El Prat Barcelona.

Fijan en un 90% los servicios mínimos de la huelga de Ilunion en el aeropuerto de Barcelona Terminal T1 Aeropuerto de El Prat Barcelona.

La Delegación del Gobierno ha establecido estos servicios para la huelga convocada a partir del 16 de septiembre.
Los trabajadores se encargan de la inspección de equipajes y el control de acceso.
Exigen mejoras económicas de sus condiciones laborales.

Fuente: 20minutos.es/13.09.2017

La Delegación del Gobierno en Cataluña ha dictado una resolución por la que fija que los servicios mínimos para la huelga convocada a partir del 16 de septiembre por los empleados de la empresa Ilunion Seguridad en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat serán de un 90%.

En un comunicado, la Delegación del Gobierno ha informado que este porcentaje de servicios mínimos tiene como objetivo garantizar el funcionamiento de los servicios esenciales de seguridad y vigilancia que Ilunion presta en El Prat.

Ilunion Seguridad realiza el servicio de inspección de equipajes, el control de acceso de empleados, suministros y acceso de vehículos y el servicio de vigilancia de terminales e instalaciones aeroportuarias.

Los trabajadores de Ilunion Seguridad exigen mejoras en las condiciones de trabajo. En concreto, quieren un plus de 350 euros para los vigilantes del aeropuerto, la equiparación de los pluses de la plantilla entera, el apgo del parking y el pago en su totalidad del plus del escáner aeroportuario.



martes, 12 de septiembre de 2017

El sector de seguridad privada da el primer paso para evitar movilizaciones

El sector de seguridad privada da el primer paso para evitar movilizaciones




Fuente: eleconomista.es/11/09/2017

Los sindicatos, la Administración y la patronal del sector de la seguridad privada en infraestructuras públicas de transporte han comenzado hoy las negociaciones para modificar las condiciones laborales de los trabajadores y evitar así las movilizaciones en la calle.

Los sindicatos UGT y CCOO solicitan cambios significativos en la forma de contratación pública de los servicios de seguridad privados y que puedan tener reflejo en los convenios colectivos del sector.

Para ello, representantes sindicales, de los ministerios de Fomento, Trabajo, Interior y Hacienda, de la patronal CEOE y de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), se han reunido en Fomento para trazar las líneas de trabajo e intentar llegar a un acuerdo en las materias que conciernen al sector.

Diego Giráldez, de UGT, ha expresado hoy a Efe su esperanza de que una "voluntad política para que se produzcan modificaciones" en la tipología de los contratos públicos.

Los trabajadores piden que mejore la forma de contratar estos servicios por parte de la Administración central y que las adjudicaciones "no estén tan sujetas a las condiciones económicas".

Reivindican una rebaja del peso de la parte económica en los pliegos de licitación y, especialmente, en la decisión final para las adjudicaciones de los servicios de seguridad.

Estas labores de seguridad se desarrollan en infraestructuras públicas de transporte terrestre, aéreo y marítimo y son sensibles para la seguridad ciudadana.

Giráldez ha dicho que un vez logradas las modificaciones en materia de adjudicaciones y contrataciones, UGT pretende vincular los acuerdos al desarrollo de un nuevo convenio sectorial "más acorde con la realidad" y vigente para el periodo 2015-2016.

Aunque el germen de estas reivindicaciones laborales ya estaba latente antes del conflicto que estalló en pleno verano en el aeropuerto barcelonés de El Prat, con las huelgas de los trabajadores de Eulen, estos paros y sus consecuencias en el transporte y la seguridad han acelerado la búsqueda de soluciones para el sector.

De hecho, las federaciones sectoriales de la seguridad privada de CCOO y UGT acordaron dirigirse a las patronales para reunirse "de forma inmediata y negociar las mejoras colectivas necesarias", tras la resolución del laudo para los trabajadores del aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Los sindicatos pedían una mesa sectorial que abordara toda su problemática, para reclamar un convenio colectivo "moderno", así como una regulación en las condiciones específicas para los centros de trabajo "de especial sensibilidad".

La mesa sectorial ya es una realidad. La primera de las reuniones previstas ha servido para un intercambio de posturas, en donde los sindicatos han denunciado los "bajos salarios, las horas extras no remuneradas, la duplicidad de tareas, una mala planificación del trabajo y un progresivo empeoramiento de las condiciones laborales" con cada cambio de empresa adjudicataria del servicio.

Las patronales sectoriales Aproser, FES y UAS se incorporarán a la mesa de negociación conforme avance el proceso.

Los sindicatos han advertido de que, si no existe una "voluntad real para consensuar" el futuro del sector, iniciarán a partir de septiembre "de forma conjunta y creciente" movilizaciones en todos los centros de trabajo donde haya presencia de vigilantes de seguridad privada.

Como muestra de que el sector está en ebullición, los vigilantes de seguridad (casi 600 trabajadores) de la empresa Marsegur, que trabajan en las instalaciones del Ministerio de Defensa, se concentrarán el miércoles en Madrid ante la Dirección de Acuartelamientos del citado ministerio.

La Unión Independiente de Trabajadores (UIT) ha explicado que la concentración se debe a la "gravísima situación que sufren" los vigilantes de seguridad de Marsegur, con bajadas de salario de alrededor del 40 % e impagos repetidos.


Comunicado CCOO







Comunicado CCOO
Grupo de trabajo sobre Seguridad Privada


Los sindicatos CCOO y UGT han trasladado sus propuestas dentro del grupo de trabajo tripartito integrado por representantes del Gobierno, patronales y sindicatos de sector

En esta primera reunión, a la que han asistido, además de los sindicatos CCOO, UGT y las patronal CEOE y CEPYME, representantes de los Ministerios de Fomento; Interior; y Empleo y Seguridad Social, se han puesto en común las diferentes problemáticas que sufre el sector de la Seguridad Privada en el Conjunto del territorio nacional.

En concreto se ha planteado la problemática sobre la contratación pública, los problemas específicos de las infraestructuras críticas, formación y carrera profesional de los trabajadores y trabajadoras, reglamento de seguridad privada y un largo etcétera de cuestiones que afectan al sector en su conjunto y que deben ser debatidas en el seno de esta mesa de trabajo con agilidad y con propuestas de resolución concretas.

Tanto desde UGT como desde CCOO, se ha resaltado la importancia de no circunscribir la problemática a la exclusiva competencia del Ministerio de Fomento, recalcando que se trata de un problema transversal, en cuya solución debe involucrarse la Administración Central en su conjunto y que además, afecta también de manera especialmente grave a colectivos como el de los Servicios Auxiliares que trabajan también realizando funciones complementarias a las exclusivas de Seguridad Privada y que deberán ser tenidos en cuenta también en los trabajos de esta mesa.

CCOO y UGT han dejado clara su postura común exigiendo compromisos claros e inequívocos en línea de dignificar el sector dela seguridad privada, de trabajar en un acuerdo de mejora de las condiciones salariales y los derechos sociales de los trabajadores y trabajadoras del sector, de lograr que las contrataciones públicas no se realicen por medio de subastas de precio y sí que incluyan cláusulas sociales que aseguren el cumplimiento de los acuerdos y que dificulten el acceso a los concursos de empresas piratas que precarizan las condiciones de los profesionales de la Seguridad Privada.

Además, ambos sindicatos han resaltado la necesidad de que haya un impulso político para conseguir mejorar la situación que vive el sector y el compromiso de las partes por desarrollar el trabajo de la mesa en objetivos concretos.


Finalmente, se ha llegado al compromiso por las partes de intentar llegar a acuerdos sobre las materias a tratar en un calendario de reuniones que comenzarían en los próximos días

lunes, 11 de septiembre de 2017

Metro aumentará la seguridad con casi 300 vigilantes más

Metro aumentará la seguridad con casi 300 vigilantes más

La Comunidad rescindirá el contrato a las empresas si no abonan a sus empleados el salario del convenio colectivo

Fuente: elpais.com/ESTHER SÁNCHEZ /Madrid 11 SEP 2017

El próximo año, los usuarios del metro se encontrarán con una red atendida por un mayor número de vigilantes: los 1.400 actuales se incrementarán en unos 280. El contrato vigente acaba a finales del próximo enero, y la Consejería de Transportes pide a las empresas interesadas un incremento del 20,7% en las horas que se dedican ahora a la vigilancia. Además, exigirán a los adjudicatarios que abonen a sus empleados, como mínimo, el salario contemplado en el convenio colectivo del ramo. De esta forma, pretenden evitar conflictos laborales que afecten al servicio.

Nuevas reglas del juego para las empresas interesadas en hacerse cargo de la seguridad de las líneas del metropolitano. El contrato vigente desde 2013 finaliza el 31 de enero del año próximo. La Consejería de Transportes quiere aumentar las horas de vigilancia en un 20,7%, que haya más seguridad fija en las estaciones, además de asegurarse de que no le van a repercutir conflictos laborales debidos a problemas salariales, como en otras ocasiones.


Para blindarse lo máximo posible en este último aspecto, ha introducido una cláusula en la licitación pública que supone el abono, como mínimo, del salario previsto en el convenio colectivo del ramo. En el caso de que la empresa no cumpla, será motivo de resolución del contrato. No se contemplaba en el acuerdo vigente.


Hasta ahora, la Comunidad requería un precio mínimo a las empresas interesadas que coincidía con el fijado en el convenio colectivo de los vigilantes. Sin embargo, los adjudicatarios podían realizar bajas y llegar a no abonar las nóminas a sus trabajadores, con la consiguiente aparición de conflictos laborales.



Más estaciones patrulladas



El nuevo contrato también pretende incrementar las horas de vigilancia, lo que implicará una subida semejante en el número de personas que prestan el servicio. En la actualidad, el contrato prevé la realización de 1.867.676 horas con una plantilla de 1.400 vigilantes, que con las nuevas exigencias aumentarían en unos 280. Una cantidad de trabajadores que Metro considera suficientes para subir, a su vez, el número de estaciones con vigilantes fijos, que se determinarán según las necesidades.

La compañía varía al mismo tiempo el modelo de gestión. En el actual, las líneas se dividían en tramos de los que se ocupaban diferentes empresas. A partir de ahora, las líneas se vigilarán completas por las compañías que ganen el concurso.

Metro está dispuesto a pagar por todo ello un 9% más que en el contrato vigente, que se adjudicó en enero de 2013 por 170,4 millones para cuatro años y con posibilidad de dos prórrogas anuales. La línea en la que más hurtos se suelen producir es la 1 (Pinar de Chamartín-Valdecarros), debido a que discurre por el centro de la ciudad, lugar especialmente apreciado por los carteristas. Normalmente se incrementan cuando se refuerza la seguridad en el exterior, y los ladrones deciden cambiar de territorio y bajar al metro.



viernes, 8 de septiembre de 2017

Los trabajadores de la seguridad privada también se manifiestan en Lanzarote

Los trabajadores de la seguridad privada también se manifiestan en Lanzarote

Fuente: lancelotdigital.com/7/8/2017

Los vigilantes de seguridad de toda España protestan contra la precariedad laboral que sufren muchos trabajadores del sector en Lanzarote. Como la concentración de la capital conejera a las puertas de los Juzgados, han habido muchas réplicas en, al menos, siete ciudades. Según fuentes cercanas al sector, es un precalentamiento a una huelga convocada para finales de mes.

La precarización se traduce en nóminas que rondan los 11.000 euros brutos  anuales, un sueldo adscrito a convenios sectoriales que está muy por debajo del convenio estatal al que quieren adherirse.

Según denuncian, la reforma laboral ha permitido una proliferación de empresas low cost de seguridad, que no ofrecen garantías laborales, ni formación suficiente.


Los huelguistas, que pertenecen a Seguridad Integral Canaria, Marsegur y Sinergias, dicen que en la mejora de sus condiciones laborales juega un papel muy importante la administración, ya que creen que pueden exigir en los concursos públicos, cláusulas que garanticen sueldos dignos a los empleados.

Los vigilantes de seguridad protestan en las capitales canarias por el deterioro de sus condiciones laborales

Los vigilantes de seguridad protestan en las capitales canarias por el deterioro de sus condiciones laborales

Los sindicatos denuncian que las 20 empresas de bajo coste que hay en las Islas han reducido el 30% del salario que por convenio tienen que cobrar

CCOO considera que es la administración pública la responsable directa de la situación generada

Fuente: eldiario.es/07/09/2017

Representantes de CSIF, CCOO de Construcción y Servicios y FeSMC UGT han protestado este jueves frente a las sedes de Presidencia del Gobierno de Canarias en Santa Cruz de Tenerife y en Las Palmas de Gran Canaria por el deterioro de las condiciones laborales de los trabajadores de seguridad privada.

Fernando Torres, de CCOO, ha denunciado en declaraciones a Efe que las 20 empresas de bajo coste que hay en Canarias relacionadas con la seguridad privada han precarizado el mercado de trabajo al incumplir Convenio Estatal de Empresas de Seguridad.

Estas empresas han reducido el 30% del salario que por convenio tienen que cobrar los vigilantes, que han pasado de ganar entre 1.000 y 1.500 euros al mes a poco más de 700, y hacen contratos a temporales, incluso por días, y a tiempo parcial, ha criticado.

Según CCOO, es la administración pública, en mayor medida, la responsable directa de gran parte de la realidad padecida, puesto que no muestra sensibilidad a la hora de marcar las condiciones económicas en las licitaciones, abocando a ello a que participen en exclusividad a empresas de bajo coste.

Por ello, en la concentración celebrada frente a Presidencia del Gobierno de la capital tinerfeña han reivindicado que se respeten los derechos trabajadores y que se eliminen las empresas de bajo coste incentivadas por el Gobierno de Canarias.

Han lamentado que la administración pública contrate a estas empresas porque son más baratas, lo que repercute en que los negocios que cumplen con el convenio estatal, que en las islas son ocho con unos 2.000 trabajadores, no puedan acceder a los concursos públicos.

Estas ocho empresas, según el portavoz de CCOO, sufren importantes pérdidas de negocio por no poder trabajar con la administración pública, si bien de momento no se han producido despidos ni pérdidas retributivas.

"La administración se aprovecha de las circunstancias y baja los costes porque sabe que hay empresas que entran en el juego a costa del bolsillo de los trabajadores", ha manifestado Fernando Torres.


Los sindicatos mayoritarios de seguridad privada se han manifestado este jueves en las capitales de las dos provincias canarias, en Santa Cruz de Tenerife han convocado una concentración frente a Presidencia y en Las Palmas de Gran Canaria han hecho un recorrido de protesta que ha partido de la Ciudad de la Justicia y ha finalizado también en Presidencia.

jueves, 7 de septiembre de 2017

Metro exigirá a las empresas de seguridad privada que cumplan el convenio

Metro exigirá a las empresas de seguridad privada que cumplan el convenio



Fuente: lavanguardia.com/06/09/2017

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha anunciado hoy que en la próxima concesión del servicio de seguridad de Metro se exigirá que las empresas adjudicatarias cumplan el convenio colectivo del sector.

De esta forma, incluyendo esta exigencia en los pliegos de contratación del servicio, se asegurará una mejora en las condiciones laborales y salariales de estos empleados.


Cifuentes ha explicado que su Gobierno se ha encontrado situaciones como la que UGT denuncia en Metro, con salarios por debajo del convenio, en "diferentes empresas de seguridad que cubren servicios en diferentes dependencias" de la Comunidad.

Por ello, en el nuevo concurso que se celebrará en Metro en el mes de noviembre "se va a exigir obviamente que se cumpla en todos los términos las condiciones del convenio colectivo", ha explicado la dirigente autonómica a preguntas de la prensa durante un acto en la estación de Metro de Suanzes.

"Vamos a velar por respetar los intereses de los trabajadores que prestan servicios en empresas que a su vez prestan servicio en Metro", ha afirmado Cifuentes.

Recientemente UGT ha denunciado que Seguridad Integral Canaria (SIC), concesionaria del servicio en zona centro, Metro Sur, en líneas 11, 10 y parte de la 6 y en el suroeste de la línea 5, mantiene a sus 500 trabajadores en un marco de relaciones laborales "regresivo" con bajos salarios tras descolgarse del convenio colectivo, extremo que niegan desde esta empresa.


Según el sindicato, varias empresas del sector buscan dominar el mercado con una oferta de seguridad de bajo coste producto de abaratar los precios a cambio de rebajar salarios. EFE

Piden 5 y 7 años de cárcel a dos jóvenes por dar una brutal paliza a tres vigilantes en La Rambla

Piden 5 y 7 años de cárcel a dos jóvenes por dar una brutal paliza a tres vigilantes en La Rambla
Los acusados atacaron a las víctimas con una botella, un cuchillo, una cadena y un retrovisor en el mercadillo navideño

Fuente: diariodemallorca.es/Marcos Ollés Palma/ 07.09.2017

Dos jóvenes se enfrentan a penas de 5 y 7 años de prisión por una brutal agresión a tres vigilantes de seguridad del mercadillo navideño de La Rambla, en Palma.
Los acusados, según la fiscalía, atacaron a patadas y puñetazos y armados con un cuchillo, una cadena y un retrovisor a las víctimas, causándoles graves heridas y secuelas. Además, se enfrentaron a los policías locales que los arrestaron.
Los procesados, colombianos de 19 y 21 años, están acusados de delitos de lesiones, amenazas, daños y atentado a agente de la autoridad. En la agresión habrían participado además dos menores de edad, imputados en otro procedimiento judicial.

Los hechos ocurrieron hacia las tres menos cuarto de la madrugada del 12 de diciembre de 2016. Siempre según la acusación, los dos jóvenes llegaron a La Rambla procedentes de la plaza de España, donde habían estado causando destrozos en las casetas.
Cuando uno de los vigilantes de seguridad les llamó la atención, uno de los chicos le lanzó una botella de cristal y le propinó una patada en la mano derecha. El guardia trató de repeler la agresión con su defensa y los acusados huyeron al llegar otro vigilante.

Sin embargo, los acusados regresaron unos minutos después. Llevaban un cuchillo de sierra de 21 centímetros, una cadena y un retrovisor que habían arrancado de un ciclomotor, y se abalanzaron contra los dos vigilantes tratando de agredirles con esas armas.

Los afectados, atemorizados, intentaron escapar pero los atacantes les dieron alcance.
Trataron de apuñalar a uno de ellos con el arma blanca, le propinaron golpes en la cabeza con el retrovisor y le dieron numerosas patadas y puñetazos.
Al poco tiempo, se unieron los dos menores de edad, que atacaron a un vigilante del edificio de la Seguridad Social que trató de auxiliar a sus colegas, dándole golpeas en la cabeza con una cadena.

Los dos adultos fueron arrestados por la Policía Local. Durante su traslado a comisaría, uno de los sospechosos amenazó de muerte e insultó a los tres agentes que lo custodiaban. Además, se golpeó la cabeza contra la pared, con intención de autolesionarse y denunciar después ante el juez que había sido torturado.

Los tres vigilantes padecieron lesiones de diversa consideración. El que se llevó la peor parte sufrió fracturas en la cara, la cabeza y las manos, así como contusiones y hematomas por todo el cuerpo.

Estuvo dos días hospitalizado y tuvo que ser sometido a varias intervenciones quirúrgicas. De acuerdo con el escrito presentado por su letrado, Ramón Caubet, tardó cinco meses en recuperarse y padece varias secuelas, como visión doble, alteraciones del sueño, la memoria y la libido, así como varias cicatrices y una desviación nasal.
Su abogado reclama que los dos procesados le indemnicen con 180.000 euros por las lesiones que le causaron.

Los otros perjudicados sufrieron lesiones de menor entidad. Uno presentaba un traumatismo en la mano derecha del que se recuperó en ocho días y el otro padeció una herida inciso contusa en el cuero cabelludo que precisó varios puntos de sutura, de la que sanó en 15 días.

Las acusaciones imputan a los dos jóvenes procesados un rosario de delitos. A uno de ellos le consideran autor de lesiones con instrumento peligroso, amenazas y atentado a agentes de la autoridad, por el que reclaman siete años de cárcel y una multa de 900 euros. El otro sospechoso, acusado de lesiones y daños, se enfrenta a una petición de cinco años de cárcel y una multa de 4.500 euros.

También solicitan las acusaciones que se prohíba a los dos sospechosos acercarse o comunicarse con los vigilantes a los que agredieron durante cinco años y que, tras cumplir dos tercios de la condena, se les expulse de España por un plazo de ocho años.


Los dos adolescentes que presuntamente participaron en la brutal agresión a los vigilantes de seguridad fueron puestos en su día a disposición de la fiscalía de menores, que se encargó de investigar su participación.